terapeutico-naturaleza

Chi Kung de los Cinco Elementos

“Los cinco elementos de la Medicina Tradicional China representan los estados fundamentales en que se manifiesta la energía y se relacionan con todo lo que es y sucede en el Universo, desde el átomo a la galaxia y en la vida del ser humano, desde el nacimiento hasta la muerte”.

Cada uno de ellos es una evolución del anterior, con sus propias leyes de generación y de control y configuran con sus cambios el universo conocido, por eso se les llama las Cinco Mutaciones o los Cinco Reinos y abarcan desde la formación de las estrellas hasta los ciclos de las estaciones en la naturaleza, el mundo de los colores, los sonidos o los sabores, el reino vegetal, animal o mineral y son: el Agua, la Madera, el Fuego, la Tierra y el Metal.  

En suma, estos cinco reinos o elementos rigen el mundo de lo manifiesto.

 

Si nos referimos al ser humano, cada uno de ellos va a estar relacionado por sus cualidades con ciertas partes de nuestro cuerpo y con diferentes aspectos de nuestro psiquismo y nuestra vida:

 

El Metal representa la cristalización de la energía y es el más estable, está en relación con los pulmones y el intestino grueso, la piel y el sentido del olfato, el sentimiento de justicia y equilibrio ya que por la respiración tomamos conciencia del aquí y el ahora, llevándonos a la realidad del momento presente. Su estación es el Otoño y la energía de la naturaleza la sequedad, su color el blanco.

 

El Agua representa la vida en potencia y la energía en la profundidad como en los abismos del agua, se relaciona con los riñones y la vejiga, la energía sexual, los huesos, las médulas y el cerebro, el sentido del oído, la responsabilidad, el estado de alerta y el coraje. Su estación es el invierno, la energía de la naturaleza el frío y su color el azul oscuro o negro.

 

La Madera es el despertar de la vida como un movimiento tanto en el plano físico como psíquico, se relaciona con el hígado y la vesícula biliar, los músculos y los tendones, con la capacidad de tomar decisiones y llevarlas a cabo y con el movimiento en general, como expresión de la energía física: el ejercicio muscular y de las energías psíquicas o anímicas: extroversión, generosidad, abundancia, simpatía, decisión y creatividad. Su estación es la primavera y la energía de la naturaleza el viento, su color el verde.

 

El Fuego representa los valores del ser humano llevados a la dimensión del espíritu, es lo que da luz y calor a nuestra vida, la compasión, la alegría, el amor universal y la conciencia despierta. Se relaciona con el corazón y el intestino delgado, el triple calentador y el Maestro de corazón, con la sangre y el sistema circulatorio. Su estación es el Verano y la energía de la naturaleza el calor, su color el rojo.

 

La Tierra representa el centro, el lugar de reunión y lo que permite que las demás energías se distribuyan por todas partes y se comuniquen entre sí, es la autoafirmación y la sensación de tener un lugar en este mundo lo cual nos da seguridad. Se relaciona con el tejido conectivo, el bazo-páncreas y el estómago ocupando estos órganos un lugar central en nuestro cuerpo y tiene que ver con la reflexión serena acerca de las cosas, sin obsesiones valorando los diferentes matices con una visión global. Le corresponde el color ocre y su estación es el final del verano y la energía la humedad.

 

Hasta aquí he querido mostrar unas pocas relaciones, pero podríamos ampliar a innumerables más, solo por dar un ejemplo también se relacionan con los ciclos de nacimiento – adolescencia – madurez – ancianidad y muerte, siendo estos ciclos de 8 años para los hombres y de 7 para las mujeres, por eso cada 40 años el hombre cumple un ciclo completo y comienza uno nuevo (de ahí la crisis de los 40) y la mujer lo hace a los 35.

Con el fin de ayudar a regular estas energías, en esta ocasión propongo:

El Chi Kung de los Cinco Elementos, este es un Chi Kung muy antiguo y muy sencillo, un clásico entre los trabajos de Chi Kung Taoístas y se trata de una forma de intercambiar nuestra energía con las energías de la naturaleza, ya que todos sus componentes también se encuentran en nuestro organismo e igualmente tienen su expresión en los diferentes aspectos de nuestro psiquismo así este Chi Kung de los Cinco Elementos nos va a ayudar de una manera muy sutil pero muy profunda, actuando sobre los recursos de nuestra memoria celular a equilibrar nuestra mente, el cuerpo y la energía.

 

El Chi Kung de Los Cinco Elementos consta de tres partes:

Parte-I: Comenzaremos instalándonos en la tierra para después conectarnos con el cielo. Luego haremos circular estas energías en el Dan Tien medio para abrir el corazón y después moveremos nuevamente el Chi del cielo y de la tierra en nuestro interior pero ya en relación con dos energías, el fuego y el agua que constituyen el origen de la vida y que van a iniciar un proceso de transformación o de alquimia interna, bajar el fuego, subir el agua, y mezclarlos en el Dan Tien inferior.

 

Parte-II: Iniciamos el encadenamiento de los Cinco Elementos, comenzaremos por el fuego, se trata de vaciar el exceso de fuego del corazón, para calmarlo y que su Shen brille tranquilo, el corazón se ve alterado por cualquier emoción, así que al ser el emperador todo le afecta, de esta manera le vaciamos de excesos.

        Después recogeremos la energía del cielo y como el agua de las nubes la vamos a concentrar en los riñones para nutrir el agua del riñón.

Seguimos poniendo en movimiento el agua, que es la vida en potencia con un movimiento amplio que representa la expansión de la madera a través de la energía del hígado y de los músculos y tendones. 

A continuación recogemos de nuevo la energía con el equilibrio que nos aporta la interiorización del elemento metal de los pulmones.

  Finalmente la Tierra será el gran transformador que nos ayude a desprendernos de nuestras preocupaciones y pensamientos obsesivos para reciclarlos en energía renovada. 

 

Parte-III: Terminamos la serie con una secuencia de limpieza energética de nuestros chacras y de uno de los principales sistemas de distribución de la energía, la columna vertebral y el sistema nervioso central, nervios espinales y cerebro incluido y al igual que comenzamos desde la tierra terminaremos recogiendo la energía y llevándola desde los ojos por el canal de estómago hacia la tierra

 

 

CURSO ONLINE CHI KUNG DE LOS CINCO ELEMENTOS

JANÚ RUIZ - Instructor de Chi Kung

Janu@escuelaqigongjanu.com – www.escuelaqigongjanu.com

Tf: 656 676 231 – 914 131 421